Cómo comer un delicioso mango este verano

8 formas de comerte un mango este verano

Reina, se acerca el verano y, entre otras muchas cosas más, eso significa que llega a nuestras mesas el mango. En este artículo te voy a contar 8 formas para que disfrutes comiendo esta deliciosa fruta.

Algunos de los recuerdos más hermosos de mi infancia son las vacaciones en la parcela de mi familia, donde mi papá cultivaba mangos. En esos días calurosos jugando por todo el campo, no había cosa más rica que terminar con un baño en el reservorio, comiéndome un riquisísimo mango.

Y no solo es rico. Resulta que el mango es una fruta muy nutritiva, ideal para empezar el día. Como tiene un alto contenido de fibra, es perfecto para saciar el apetito y combatir el estreñimiento. Además tiene propiedades antioxidantes, un alto contenido de vitamina C y betacaroteno.

Cómo disfrutar de un mango este verano

1. A la piurana

Es decir, chupándolo. Porque créeme no hay nada más rico en pleno verano que coger un mango, de la refri o del árbol, lavarlo, obvio, y pelarlo con los dientes para comerlo a mordidas.😋

Lo malo de esta forma es que toda la fibra del mango se queda atrapada en los dientes y puede ser incómodo. Pero lo que sí, llegar al punto que tienes que chupar toda la pepa del mango es muy divertido!

2. Con cuchara

Si quieres disfrutar del mango solo, pura fruta y nada más, pero no te quieres embarrar chupándolo, siempre puedes comerlo con cucharita y quedar como una reina.

Lo que debes hacer es parar el mango, con la punta hacia arriba y con la ayuda de un cuchillo cortar los dos costados más gorditos. Yo les digo los cachetes del mango. Así vas a obtener dos partes iguales en forma de plato hondo.

Ahora vas a coger una cucharita, de preferencia que sea bien delgada para que corte la fruta y vas a ir cortando el mango por cucharadas, como boleando toda la pulpa.

Si terminaste las dos mitades y todavía tienes ganas de más, haz un corte en la cáscara del mango, al costado del puntito de la rama y pela toda la cáscara  del contorno de la pepa.

Ahora tienes dos opciones, con el cuchillo cortar la pulpa restante o ensuciarte chupando la pepa hasta el final!

3. Ensalada de frutas

Una de las recetas más sencillas y deliciosas de mi mamá es su ensalada de frutas. El mejor postre para el almuerzo veraniego y si preparas bastante, te aseguras un desayuno frutado también.

Para cortar el mango en cuadraditos perfectos, sigue los pasos del punto 2. Coge una de las mitadas y con un cuchillo haz cortes de izquierda a derecha y luego de arriba hacia abajo.

Ahora empuja la cascara hacia arriba, como volteando el mango. Te van a quedar varios cuadraditos hacia arriba. Haz un corte bien pegado a la cáscara y echa todos los cuadraditos en una fuente.

Pica manzanas peladas, corta gajos de naranja, un poco de papaya y si tienes uvas dulces, también las agregas. Incluso puedes poner fresas y arándanos, todas tus frutas favoritas.

Agrega azúcar al gusto, canela y jugo de limón. Mezcla todo bien y a disfrutar! Si quieres puedes agregarle yogurt, frutos secos y granola, pero a mi me gusta así no más.

Cómo comer un delicioso mango este verano

 4. Mango verde con sal

JUAT! Sí, así como lo escuchas: mango verde con sal. Este es otro piuranismo y es que tenemos tantos mangos en el verano que no sabemos cómo comerlos.

Yo no soy muy aficionada a esta forma, pero conozco a varias personas que adoran comer mango verde con sal. Y si te gustan los sabores ácidos, entonces a ti también te va a encantar.

Incluso lo puedes agregar a tus ensaladas.

5. Jugo

¿Quieres empezar el día con un desayuno cargado de energía y que te mantenga toda la mañana? Pues licua un mango con una taza de agua y hielo al gusto. Te recomiendo no agregar azúcar, porque el mango es bien dulce y lo único que consigues es bajar el nivel de saludable a tu desayuno.

Ten en cuenta que el jugo de mango es mejor tomarlo inmediatamente, porque tiende a espesarse con el tiempo.

Si estás en ánimo de un super punch pues convierte tu jugo en un smoothie, cambiando el agua por yogurt natural y agregando otros elementos. Puede ser fruta: fresa, naranja o un poco de arándanos, que combinan delicioso con el mango.

Sube un poco de nivel agregando alguna verdura verde como acelga, chia, avena y una pisca de alguna especia: canela, cúrcuma o pimienta de cayena.

Cómo comer un delicioso mango este verano

6. Helado de mango

Mi abuelita Vitucha era una trome en la cocina, hacía unas cosas deliciosas y le fascinaba sorprender a sus nietas con un dulcecito.

Recuerdo una vez en particular cuando llegamos a su casa y oh! Sorpresa, había preparado helado artesanal de mango, casero, recién salido bien heladito de su freezer.

Una vez más, durante el verano en Piura tenemos hartísimos mangos así que siempre estamos buscando nuevas formas de disfrutarlo. Esta vez mi abuela le dio en el clavo, porque es un postre delicioso, refrescante y muy fácil de hacer.

Bueno, si quieres preparar helado en tu casa debes buscar dos o tres mangos grandes, bien perfumados. Los cortas como hicimos en la ensalada (para aprovechar toda la pulpa) y licuas con 200 ml. de crema de leche y 150 ml. de leche condensada, hasta que quede una mezcla cremosita y homogénea.

Para darle un toque interesante, aquí puedes agregar trozitos de mango. Pones tono en un bowl y a congelar durante una hora. Luego de eso lo vas a volver a licuar y congelar, repitiendo estos pasos un par de veces más durante 6 horas para que tome la textura que tanto nos gusta en un helado.

También puedes hacerlo sin agregar crema ni leche, no va a tener la textura cremosita de un helado de leche pero va a ser más saludable.

7. Chutney

Esta es mi forma favorita de comerse un mango! O varios en verdad. El chutney es una receta originaria de la India, que se consume mucho en el Reino Unido. Es un tipo de mermelada condimentada con especias, que se come como acompañamiento de las carnes. Pero la verdad que yo me lo como hasta con pan.

TIENES QUE probarlo con el pavo de Navidad, el mejor complemento! Y si tienes una reunión, sirve queso crema bañado con un poco de chutney, para comer con galletas o tostaditas. Una delicia!

Para preparar debes poner en una olla grande a fuego medio alto 2 tazas de mango picadito, ¾ de taza de cebolla picadita,  1 taza de azúcar morena, ½ taza de vinagre blanco, 1 cucharadita de kion rallado, 1 ramita de canela y 12 granos de pimienta.

Una vez que rompa el hervor, reduce el fuego a bajo y cocina por 35-40 minutos hasta que alcance la consistencia de una mermelada.

Para almacenar el chutney debes guardarlo en un frasco de vidrio con tapa y refrigerar. Lo bueno es que como lleva azúcar y vinagre, se conserva por varias semanas en el refrigerador.

Cómo comer un delicioso mango este verano

8. Cheesecake de mango

Soy fanática del cheesecake, de cualquier sabor, siempre horneado por favor. Cuando probé el cheesecake de mango casi me desmayo.

Como indico líneas arriba, para mi siempre el mejor cheesecake va a ser el horneado, por encima del que se hace con colapez.

Para la base puedes divertirte un poco usando distintos sabores de galletas, como Oreo o de naranja. Mmmm, se me acaba de ocurrir coco. Pero para el relleno del queso siempre usa la receta horneada, porque le da una textura cremosita inolvidable.

Te dejo mi receta del cheesecake de mango. Me cuentas si la preparas este verano.

Cheesecake de mango


Plato Postre
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 1 hora 15 minutos
Tiempo total 1 hora 30 minutos
Raciones 6

Ingredientes

  • 1 paquete galletas de vainilla
  • 100 gr. mantequilla derretida
  • azúcar rubia al gusto
  • 1/2 taza pulpa de mango, licuada
  • 2 paquetes queso crema
  • 3 huevos
  • 1 1/2 taza sour cream
  • 3/4 taza azúcar blanca
  • 1 cucharita ralladura de limón
  • 2 mangos picados y bañados en azúcar
  • 1/4 taza coco rallado

Elaboración paso a paso

  1. Precalentar el horno.

  2. En un procesador de alimentos tritura las galletas con el azúcar. Agrega la mantequilla derretida y mezcla bien. Vierte la mezcla en un molde y aplasta hasta cubrir bien todo el fondo.

  3. Hornea por 10 minutos y reserva.

  4. En un bowl bate el queso crema (ablandado a temperatura ambiente) y el azúcar hasta que crezca y quede esponjoso. Agrega el sour cream y los huevos, uno por uno hasta que la mezcla quede cremosita y bien combinada.

  5. Separa la mitad de esta mezcla y agrega el puré de mango, envolviendo suavemente. Agrega la mitad de esta mezcla al molde, sobre la base de galletas.

  6. Agrega todo la mezcla de queso y sour cream.

  7. Agrega el resto de mezcla de mango. Con ayuda de un cuchillo puedes hacer líneas suaves para decorar con estilo marmoleado.

  8. Hornear entre 65 a 75 minutos o hasta que el centro esté un poco firme, pero tembloroso.

  9. Retira del horno y deja enfriar por 40 minutos. Refrigera un par de horas antes de servirlo. Si lo preparas en molde desarmable recuerda enmantequillarlo antes de agregar  las base y el queso, así como refrigerar al menos 4 horas antes de desmoldar.


Y, te gusta comer mangos? Cuéntame cuál es tu forma favorita y no dejes de compartir este post!

¿Quieres más recetas? Encuentra todas las recetas de Reina de mi casa en esta sección.

Follow my blog with Bloglovin

Imagen diseñada por Freepik.

Cómo comer un delicioso mango este verano
Anuncios

One Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: